Главная - Press - Titánica Sinfónica de Galicia con Volodin y Kochanovsky

Titánica Sinfónica de Galicia con Volodin y Kochanovsky

<< previous
BackTrack by Pablo Sánchez Quinteiro, 16 Feb 2022
El esperado Mathis der Maler estuvo a la altura de las expectativas. Kochanovsky dirigió con convicción y precisión, desplegando numerosas y continuas entradas, tan necesarias en una obra de una orquestación tan rica y polifónica. La Sinfónica estuvo inspirada y brillante en todas sus secciones. En el Concierto de Ángeles la majestad divina cobró vida en unos metales poderosos y seguros en todo momento. Es de destacar, muy especialmente en esta obra, como los numerosos refuerzos jóvenes con los que la sección tiene que nutrirse cada semana ponen en valor la excelente cantera musical que ha surgido de la Orquesta Joven.
Kochanovsky, con su gesto amplio y armonioso, obtuvo de la orquesta un sonido vívido, riquísimo en entonación y con una gran flexibilidad rítmica. En el breve Entierro, las cuerdas en sordina, apoyadas en la atemporal flauta, casi solista, crearon una atmósfera inefable, nada rutinaria. A pesar del carácter desolador de esta música, toda su magia cobró vida a la perfección. Finalmente, en las abrumadoras Tentaciones de San Antonio la entrada de las cuerdas llenó el escenario con una escalofriante cortina rasgada. Sucedida por impactantes crescendos y estallidos de fortissimos de los metales, la llegada de la cromática sección lenta central devolvió el protagonismo a unas cuerdas que sonaron como un solo instrumento. El vértigo de la sección fugada y la grandiosa culminación del Alleluia pusieron el punto final a una segunda parte, tan breve como intensa; para recordar mucho tiempo.